lunes, 27 de julio de 2009


¿De cuántas maneras se puede destrozar un corazón y esperar de él que siga latiendo?